viernes, 27 de julio de 2012

CLASIFICACIÓN DE LAS DROGAS



Según su grado de dependencia


Drogas Duras.-
Las drogas "duras", son aquellas que provocan una dependencia física y psicosocial, es decir, que alteran el comportamiento psíquico y social del adicto, como el opio y sus derivados, el alcohol, las anfetaminas y los barbitúricos.


Aunque esto no ha sido siempre así, sino que ha sido bastante dependiente de cada época y contexto. De hecho la anfetamina no se consideraba dura y era además un medicamento de prescripción legal para diferentes usos. De acuerdo, a investigadores hay evidencia médica que indica que el alcohol y la nicotina, los cuales son legales en la mayoría de los países, deberían ser etiquetados como duras ya que ambos son adictivos, asociados con índices de mortalidad elevados, y causan un mayor daño al organismo que otras ilegales.


Los mal llamados, alucinógenos son muchas veces considerados duras, aunque no sean adictivos ni provoquen casos de muerte o toxicidad grave en sus usuarios. Según la OMS, no deberían ser considerados en cuanto a su aspecto adictivo, ya que puntúan por debajo de cualquier sustancia en la escala de adicción de la Organización Mundial de la Salud.


La política de Holanda y otros países europeos, incluida España, clasifica a los alucinógenos como duras aunque algunas de sus fuentes vegetales no están prohibidas si su uso es ornamental, dándose el caso de que están prohibidas como la mezcalina, no lo están en sus formas no procesadas como el peyote o el San Pedro, que son los dos cactus clásicos que la contienen.





Drogas Blandas.-
Son las que crean únicamente una dependencia psicosocial, entre las que se encuentran los derivados del cáñamo, como el hachís o la marihuana, la cocaína, el ácido lisérgico, más conocido como LSD, así como también el tabaco.
Esta división en "blandas" y "duras" es cuestionada por muchos estudiosos del tema ya que consideran que se podría sugerir con ella que las "duras" son malas y, por consiguiente, las "blandas" son buenas o menos malas y no es así, ya que a partir de determinadas dosis y según la forma de ser administradas, las drogas "blandas" pueden tener efectos tan nocivos como las "duras".
Hay que tener presente que a partir de determinadas dosis las drogas denominadas "blandas" pueden tener efectos tan nocivos como las consideradas "duras".
La dependencia es el estado del individuo mediante el cual crea y mantiene constantemente un deseo de ingerir alguna substancia. Si éste deseo se mantiene por mecanismos metabólicos y su falta crea un síndrome de abstinencia, se denomina dependencia física. Si la dependencia se mantiene por mecanismos psicosociales, suele definirse como dependencia psíquica o psicosocial.
Desde un punto de vista farmacológico, las drogas se dividen en narcóticos, como el opio y sus derivados la morfina, la codeína y heroína; estimulantes, como el café, las anfetaminas, el crack y la cocaína, y alucinógenos, como el LSD, la mezcalina, el peyote, los hongos psilocibios y los derivados del cáñamo, como el hachís.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada